Los peores criptoactivos para invertir en dos mil dieciocho

invertir en criptomonedas

En vez de traerte una promoción de las mejores criptomonedas para invertir en dos mil dieciocho, hemos ido por el lado poco amable.

De criptomonedas hay ofertas, tanto buenas como malas. La clave no es otra que saber un poco de todo.

Ni la criptomoneda es el activo perfecto, ni cualquiera de sus derivados, mas, tampoco hay que irse a la primera con la más nueva, o con la que “mejor respaldo” aparenta tener.

Puedes ser víctima de la peor resolución en tu vida, sin importar lo más mínimo el nivel de experiencia que tengas en trading o bien manejo de inversión.

Las advertencias pueden en ocasiones faltar, y para muestra, aquí tendrá una muestra de ciertas primeras criptomonedas en que jamás deberá fiar.

Las ICO

Las ICO son un derivado de las criptomonedas que han surgido con especial incentivo en dos mil diecisiete.

Estas resultan atractivas por el hecho de que se le conoce como una manera de invertir entre poseedores de criptoactivos para efectuar un proyecto asociado a las criptomonedas o bien las cadenas de bloques.

De hecho, la ICO no debe pensarse como una criptomoneda porque no lo es, es, según sus iniciales en inglés, una Oferta Inicial de Monedas (Initial Coin Offer).

Sin embargo, la falta de información y la todavía confusión con respecto a los criptoactivos puede producir escenarios idóneos para el fraude.

La mayor parte de los proyectos ICO no han tenido muchos éxitos, por muy optimismo que se prueben sus inversores.

Y el hecho de que no exista una regulación en el mercado de activos virtuales es un arma de doble filo.

Si bien se promociona como una de los beneficios, asimismo hay que tomar en consideración que no se tiene respaldo legal con el cual emitir denuncias por irregularidades.

El inversor de toda criptomoneda, y, de las ICO, está expuesto a cualquier timo inescrupuloso.

De hecho, respecto a las ICO, el creador de ese proyecto puede promover la vialidad del mismo sin de veras tener seguro si podrá desarrollarlo.

Puede quedarse con el dinero y gozar que no se podrá rastrear el pago, ni saber jamás quién es realmente.

Los tokens

Otro derivado de las criptomonedas que se ofrece como una forma próxima de poder invertir o bien iniciar en el enorme mercado virtual, pero, que tras de sí guarda mucho qué desear.

Ni siquiera nos atrevemos a señalarlos de forma unilateral. Ya lo comentaba el fundador de Ethereum, Vitalik Buterin:

“El 90 por ciento de los tokens están destinados a fracasar… Lo que vemos ahora es solo la primera versión o bien la primera implementación práctica de tokens, y “tokens 2.0” que surgirá entre 2018 y 2019”.

El Petro de Venezuela

La nación sudamericana vive uno de sus peores momentos a nivel político, económico y por demás está decir, social, con niveles de migración que mantienen en alarma a toda la zona, es más que conocido como el gobierno de Nicolás Maduro, heredado del socialista, Hugo Chávez, es uno de los peores en los que confiar.

Entonces, ¿de qué forma resulta posible imaginar invertir tan siquiera un dólar en su nueva criptomoneda, el Petro?

Sí, es una criptomoneda tal y como el Bitcoin pues es inmaterial y su trasferencia solo puede darse vía internet.

Hasta ahí, de resto el Petro se muestra distanciado de los beneficios esenciales con la que Bitcoin, Ethereum, o bien Dash fueron creadas.

Para empezar con que el Petro es un activo virtual centralizado en el gobierno de Venezuela, o sea, el mismo gobierno que ha sido, por lo mínimo, vinculado con el narcotráfico internacional.

Se promociona por estar apoyado por sus asentamientos de petróleo al tener constancia de que Venezuela es el país con la mayor cantidad de reservas del hidrocarburo en el mundo entero.

Esa resulta ser la mejor pantalla para procurar persuadir a inversionistas extranjeros, puesto que es más que obvio que el acceso local de la moneda se va a ver limitado con un poder adquisitivo que poco alcanza para comprar comida, y, poco menos para procurar cubrir demás necesidades básicas como salud y educación.

Además que, desde el anuncio un velo de misterio ha ido rondando cada paso alrededor del Petro.

En verdad, ya fue anunciada su entrada en preventa, mas aún no se tiene bien explicado cuál será su verdadero valor.

Solo se ha dicho que va a estar “vinculado” al barril de petróleo, pero no que va a ser al mismo costo.

Y si desea cambiar un Petro, en lugar de percibir dólares u otras criptomonedas tal y como exige el gobierno de Venezuela para la adquisición, va a recibir bolívares venezolanos.

Un régimen que se ve asfixiado económicamente, arrinconado por las sanciones que sus más altos funcionarios han tenido tanto de la UE como de Estados Unidos, debido a las asimismo continuas acusaciones de ser violadores de derechos humanos, poco fiable y vinculado al narcotráfico.

Dos sobrinos del presidente Maduro fueron condenados a dieciocho años de cárcel por intentar ingresar a USA prácticamente 1 tonelada de coca.

¿Usted le va a ofrecer un céntimo?

En resumen, el Petro es la perfecta trampa caza – tontos…

5/5 - (1 voto)

Un comentario en «Los peores criptoactivos para invertir en dos mil dieciocho»

  1. «El Petro» es una cryptomoneda muy reciente que tiene poca repercusión en el país venezolano, otras crypto divisas tienen un respaldo mas digital y menos físico como en este caso es el petróleo y su amplia reserva, considero que no puede ir de la mano con el precio del barril de petroleo porque el concepto de cryptomonedas no engloba el respaldo en base a un recurso natural, cabe resaltar que paginas famosas no incluyen al Petro dentro de su trading por lo que lo hace poco confiable y sustentable aún mas ahora con los bloqueos económicos que está viviendo el país, es un tema interesante pero dificultoso y delicado tanto por la situación de Venezuela como por su posición actual en el mercado de intercambio de divisas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *