Análisis fundamental sobre las criptomonedas

Las criptomonedas son el último grito de la moda en el mundo de las finanzas internacionales. Y esta moda se está haciendo demasiado popular últimamente.

Tolo el mundo, los traders, las casas de bolsas, los empresarios, los analistas y hasta los bancos centrales de los diferentes países se están interesando cada vez más en el negocio de las criptomonedas.

Se han visto incrementos significativos en el precio del BitCoin y el Ethereum. Se prevé que para finales de este año esos precios tengan un nuevo repunte.

El Fondo Monetario Internacional, FMI, recomendó a los bancos que comenzaran a hacer sus modificaciones para adaptarse a la nueva tecnología de las criptodivisas.

Muchos bancos recibieron esta noticia de manera positiva, inclusive, algunos de ellos han asomado la posibilidad de que esta nueva tecnología se transforme en la nueva divisa base.

Una de las estrategias que los bancos centrales están tomando para implementar este nuevo cambio es la adopción de una criptomoneda nacional, la cual no sería otra cosa que una modalidad algo más regulada y más centralizada que una criptomoneda convencional.

Existe en la actualidad un prototipo de criptodivida que está siendo implementada por el gobierno de China, específicamente por el Banco Popular de China. Esta criptodivisa está en su etapa de evaluación.

Por otro lado, El primer viceministro de Rusia, ha hecho públicas las intenciones de ese país de seguir el ejemplo de China.

Durante el último año, el gobierno de Rusia ha estado impulsando los estudios necesarios para usar la tecnología Blockchain en el comercio de este país con otras naciones, en particular, Europa.

Inclusive, la directora del Banco de Rusia dijo que estaba abierta a comenzar una cooperación entre el banco de Rusia y el Trading Bloc, para realizar las pruebas necesarias a fin de implementar las cadenas de bloques necesarias.

Tenemos por otro lado a un país como Estonia, el cual siempre he estado inmerso en lo que a avances científicos y políticas económicas modernas se refiere.

Ellos ya están en el ruedo en cuanto a esta tecnología y probablemente estén más adelantados de lo que creemos.

En cuanto a la Unión Europea, se tiene que ha desarrollado un proyecto de e-residencia o residencia electrónica. Este sistema es un mecanismo de identificación electrónico orientado a los residentes globales.

Al realizarse este proyecto se pudo construir una gran infraestructura digital que cuenta con unos 23.000 miembros. Esta infraestructura podría transformarse en la espina dorsal de una criptomoneda nacional.

No solo eso, sino que ya han adelantado los métodos necesarios para hacer más fácil la introducción de una criptodivisa.

Según esto, la criptomoneda en cuestión que se llamaría “Estcoin”, comenzaría a circular por vía de un método similar al crowdfunding – Initial Coin Offerings (ICO). Este un procedimiento común en las empresas de tecnología para recoger su capital.

Sin embargo, esta estrategia ha tenido sus choques frontales con el Banco Popular de China al establecerse que es ilegal hace algunos meses.

Es mucho lo que queda por argumentar en cuanto a la implementación de las criptodivisas nacionales. Tenemos, por ejemplo, que el M-Pesa se ha convertido en un estándar de transferencia de fondos electrónicos en las zonas campesinas de Kenia desde el año 2007.

Esto ha contribuido a la posible adopción del BitCoin, ya que un tercio de la población de este país ya posee su cartera propia de BitCoins, y estamos hablando del año 2016.

Otra solución que vienen a traer las criptomonedas es que resolverían el problema de la población no bancarizada en el mundo.

Actualmente tenemos que más de 2 mil millones de personas no están bancarizadas en todo el planeta, pero una gran cantidad de ellos pueden conectarse a internet.

Un punto positivo en relación a la implementación de las criptomonedas nacionales es que la transferencia de activos se volvería más eficiente.

Los contratos y acuerdos para las inversiones en BitCoins sacan del camino a los intermediarios y se pueden ejecutar instantáneamente.

Esto puede implicar que los acuerdos parecidos para la conversión al sistema de criptomonedas nacionales pueden llevarse a cabo más rápidamente y gastando menos recursos.

El uso de la tecnología Blockchain rebaja en gran medida la probabilidad de hechos criminales como el fraude, el lavado de dinero, el robo de identidades, etc.

En contrario a el mecanismo de las tarjetas de créditos, el sistema de criptomonedas proporciona muy poca información sobre sus clientes, a decir, al acceso al monto sin incluir información personal adicional.

Conclusión

Al ver como las negociaciones con el BitCoin y el resto de las criptomonedas se han incrementado y han ganado mucha aceptación a nivel mundial, sería bueno observar las diferencias entre las criptomonedas nacionales y las criptomonedas estándar.

Este tipo de migraciones hacia las criptomonedas deben parte de su aceptación a que representan una protección contra los tipos de cambio, las tasas de interés y los eventos políticos y sociales.

No obstante, las criptomonedas nacionales no van a ser tan libres como las originales lo cual las podría tornar más volátiles.

De lo que si estamos seguros es que este sistema hará más fácil el acceso a las monedas nacionales y generarán nuevos chances de comercio a los países importadores extranjeros.

Leave a Comment