Qué es el apalancamiento: todo lo que necesitas saber

apalancamiento financiero

¿Qué es el apalancamiento?

El apalancamiento consiste en la relación que existe entre el capital de un inversor y el crédito que este recibe para hacer una operación financiera.

La ventaja del apalancamiento es que permite por una mínima cantidad de dinero, obtener control de una cuantiosa cantidad que le permitirá cumplir con su objetivo de inversión.

Ahora bien, antes de sacarle provecho a este principio, hay que conocer la relación de esa ventaja con su respectiva, desventaja.

Si bien con la reducción del capital necesitado, se favorece el aumento de las posibles ganancias a obtener, un apalancamiento alto también aumenta los riesgos inherentes en esa operación financiera.

Un alto grado de apalancamiento expone a menor flexibilidad y mayor insolvencia.

Por lo tanto, aquel trader o inversionista que desee tomar esta ventaja tiene que tener conciencia de que en un lapso establecido, deberá honrar el crédito ofrecido.

Sin excusa alguna.

De lo contrario, además de perder la ganancia obtenida, estará quedándose sin ese mínimo de capital que pudo aportar.

Pero no solo existen los apalancamientos altos.

Hay distintos grados de apalancamiento que se pueden manejar, con el debido control y compromiso, para que cumplan su objetivo ideal: hacerlo ganar.

Tipos y grados de apalancamiento financiero

Hay dos tipos de apalancamiento: el apalancamiento operativo y el apalancamiento financiero.

Haremos mención de ambos para que no exista ninguna clase de confusión al manejar el mismo término de forma general.

El apalancamiento operativo es aquel se deriva de los costes fijos de una operación en la existencia total de una empresa o una organización. Son ajenos a su actividad.

Cuando se menciona el apalancamiento operativo de una empresa se hace referencia tanto al capital en maquinaria y equipos como el capital humano que tiene para poder funcionar y producir.

En lo que respecta al apalancamiento financiero es el que en verdad nos genera interés.

El apalancamiento financiero es aquel que se utiliza para financiar una inversión generando un endeudamiento.

Dicha deuda genera intereses, pero estos pueden llevarse al mínimo siempre y cuando la inversión aportada resulte ser mayor a ellos. Y en consecuencia, el excedente provoca un aumento en el beneficio.

En el mejor de los casos, el inversor que sabe cómo aprovechar el apalancamiento, recibe beneficios superiores de los esperados, y de los ordinarios.

La clave está en cuidarse en los intereses, procurando ser otro tip fundamental que la tasa de rentabilidad los supere.

Antes de enfocarnos en el apalancamiento del trading, no podemos olvidarnos de la variación en su grado.

El grado de apalancamiento

El grado de un apalancamiento se define por la sensibilidad que existe entre utilidades por acción y su variación anterior antes de impuestos e intereses.

Hay dos fórmulas para poder determinar el grado de apalancamiento. La primera es utilidad operacional entre utilidad antes de impuestos y la segunda es dividiendo la variación porcentual de la utilidad por un posible cambio antes de impuestos entre la variación porcentual de las utilidades operacionales.

(Quien no quiera lidiar con términos estadísticos y económicos, que busque otra opción pues el trading no es lo suyo).

Ahora bien, ¿cómo pongo en práctica el apalancamiento financiero y sus grados en trading? Con nuestro siguiente subtitulo…

El apalancamiento en trading

Cuando encuentras en la oferta de un bróker el índice de apalancamiento, esto te hace referencia, a la cantidad de dinero que necesitas invertir y la cantidad respectiva que puede darte a crédito para operar en el mercado financiero.

Así es que puedes operar con mayor cantidad de dinero del que dispones al comienzo con dinero que te está prestando de forma temporal el bróker. Eso es estar apalancado.

En trading, lo usual es que en lugar de división, el apalancamiento se muestre en una fórmula de multiplicación.

En la formula se expresa la cantidad a crédito frente a la cantidad de fondos que deberás invertir. Por ejemplo:

Apalancamiento de 200:1. Con solo el inversor aportar 100$ podrá negociar en una operación de 20.000$, debido a que 100$ x 200 equivalen a 20.000$.

Hay otro factor a tomar en cuenta: el margen el cual representa la cantidad real de fondos con el que operador deberá manejarse en operaciones financieras.

Le permite conocer lo que debe contar en su cuenta, el mínimo de inversión, para poder aprovechar el apalancamiento ofertado.

De acuerdo al caso anterior, si el apalancamiento es de 200:1 para conocer el margen deberemos dividir 1 entre 200 lo que equivale a 0.5% de margen.

Ahora bien para con la cantidad total de 20.000 multiplicada por el margen de 0.5 entonces el inversor deberá mantener una tasa fija de 100 en su cuenta.

¿Es el apalancamiento el método perfecto de trading?

El apalancamiento no es un método o estrategia de trading como tal, es una herramienta de la cual el inversor puede “apalancarse” para poder incorporarse a negociaciones con fuertes sumas de dinero.

Tiene tanto sus buenas como contras. La clave está en saberlo controlar, como un valor más, no como toda la dependencia de su acción en trading.

De lo contrario, por muy bueno que parezca, el apalancamiento puede pasar de ser un impulso al éxito a un empujón hacia el fracaso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *